En la evolución de un proyecto empresarial, a menudo es necesario contar con recursos externos que nos complementen y nos ayuden a comenzar, subsistir o mejorar. En cualquier caso, avanzar. Y en lo referente a tecnología, quizá estemos algo perdidos en esa búsqueda…

Estas ayudas a veces se incorporan a la organización en forma de recursos humanos o de socios que aportan su conocimiento y expertise en una determinada materia. Al igual que la incorporación de un empleado requiere de un proceso de selección para el cual establecemos un perfil construido a partir de una serie de parámetros definidos por el responsable del departamento al que se incorporará, lo mismo debe suceder cuando se tiene que incorporar un socio empresarial. Y en nuestro caso concreto, un socio tecnológico.

Porque de eso se trata cuando en nuestra transformación digital queremos dar el paso de añadir una solución de gestión empresarial al negocio. ¿En qué nos debemos fijar para hacer una correcta elección? Partimos de la base de que nuestro sector no es precisamente tecnológico y, por lo tanto, el grado de “indefensión” en esta situación nos puede llegar a preocupar.

Por un lado, emplearemos el sentido común, que como se suele decir, es el menos común de todos los sentidos. Éste nos indica que el Partner debe ser solvente. ¿A qué nos referimos? A que no sólo debe ser una organización que nos transmita garantías como proyecto empresarial (cierta trayectoria que lo corrobore), sino que además proponga tecnologías que a su vez sean también solventes. O sea, que debemos diferenciar la figura del fabricante de la solución de la del propio instalador o distribuidor. La fórmula ganadora será Fabricante solvente + distribuidor solvente. Si lo que nos vende no viene sustentado por una organización que invierta en I+D de forma continuada, tendrá menos posibilidades de sobrevivir en un mundo en constante evolución tecnológica.

Superada la solvencia, ahora viene el expertise… Por muy bueno que sea el producto que nos vende, si no sabe parametrizarlo, detectar nuestras necesidades y aplicar para ellas las mejores prácticas, o no tiene experiencia previa en nuestro sector poco nos aportará sinceramente. Esencialmente el software de gestión por si sólo no aporta grandes ventajas, debemos vincularlo a los procesos de la organización para hacerla así más eficiente y productiva, por este motivo debemos definir qué procesos nos ayudan a conseguirlo tanto en el área administrativa como en la gestión de clientes y qué usuarios de cada departamento deben estar implicados en el diseño de estos procesos. En esta parte también es fundamental la experiencia del partner para acompañarnos durante esta fase, sin un asesoramiento profesional que entienda las necesidades de la empresa y al mismo tiempo, conozca las múltiples posibilidades que nos ofrece el software cuesta más tiempo y dinero llegar a una conclusión para optimizar los procesos y los recursos de la empresa.

Es más… ese conocimiento traerá consigo menores tiempos de implementación de la solución, y aportará un elevado grado de confianza entre mi personal, que se dará cuenta inmediatamente si el consultor que le atiende está en sintonía con las necesidades de la empresa. Si ya de por sí cualquier cambio genera desconfianzas, no debemos permitir que éstas se acrecienten por parte de un proveedor no adecuado. En definitiva, evitar que el proveedor se desvíe del presupuesto aprobado bien en tiempo o en las facturas que vienen generalmente asociadas a estos períodos adicionales sin justificar.

De hecho, esta experiencia puede suplir en muchas ocasiones la necesidad de soluciones verticales. Como en su día dijo Voltaire, a veces lo mejor es enemigo de lo bueno. La solución perfecta no existe. Lo importante es encontrar el equilibrio justo entre la necesidad y la solución. Y quien mejor nos lo puede demostrar es alguien que hable nuestro mismo idioma.

¿Quieres que te lo presentemos? Contacta con nosotros y os pondremos en contacto con el partner de tu zona con experiencia en tu sector para que te ayude a ser más productivo y, por tanto, más competitivo.

Consulta aquí  los partners de OneBizz

Contenido vinculado

¿Tienes soluciones de software aisladas que te roban mucho tiempo? OneBizz es la solución Todo-en-Uno

Una solución en la nube simplifica mucho las cosas, pero ponerse en manos de un proveedor IT requiere de unas premisas que no deben pasarse por alto. Calidad en sus servicios, y proximidad, con todo lo que este término puede llegar a suponer. ¿A qué nos estamos refiriendo?

En muchas empresas se utilizan herramientas desconectadas entre sí para realizar las tareas del día a día: generar documentos, colaborar o conectar con otras personas. Disponer de una solución única y flexible que me ofrezca todos estos servicios integrados mejorará sin duda mi productividad.

Optimizar mis procesos comerciales o de servicio de atención al cliente suponen una diferencia importante para aumentar las ventas, conseguir nuevos clientes y fidelizar clientes actuales. Con comunicaciones personalizadas y directos a la medida de cada uno. Basados en datos reales y con herramientas que antes sólo eran para el uso y disfrute de para grandes organizaciones.

¡Pruebe OneBizz gratis!

Regístrese ahora y tendrá acceso a todas las funciones y características de OneBizz durante 30 días.